<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17425213\x26blogName\x3dBurbujas+en+el+Agua\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://mariposamistica.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://mariposamistica.blogspot.com/\x26vt\x3d-2922023227574535769', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Volar...Volar... Nacer...Morir... Amor de un día...
sábado, octubre 29, 2005
Relatos elásticos y otras consistencias…
Dicen los que saben que hay ciertas ocasiones en que las consistencias de la vida misma se vuelven más de una cosa y menos de otra, veamos detalladamente de que se trata esto.
Recostado, panza arriba, se encontraba un señor muy señorote, vestido de impecable blanco de la cabeza a los pies. Digo de la cabeza, porque el sombrero también era blanco y los pies tenían unos zapatos blancos impecables.Este señor tiene por hábito hablar de forma pausada, deliberada y hasta molesta de tan relajada que se escucha.
Se encarga siempre de remarcar su hábito y condición, él es el más puntual de todos, no es el primero, pero parece como si lo fuera.
Dicen que él con su reluciente blanco es el que da el presente a primera hora, y si algo hay que reconocerle es eso precisamente, viene descansado después del fin de semana, con su andar pausado, y con la piel lozana, vestido con su impecable traje blanco, y su piel muy bronceada.
Lentamente comienza a tomar ritmo, veinticuatro horas más tarde le da paso a quien deba sucederlo.
 
posted by Mariposa}:{Mística at 3:51 a. m. | Permalink |


7 Comments: